Envíos y devoluciones

Gastos de envío

Realizamos envíos a toda España excepto a Islas Canarias, Islas Baleares, Ceuta y Melilla.

Todos los envíos son realizados por agencia de transporte de forma urgente (24/48 horas), excepto en aquellos lugares de difícil acceso donde el tiempo de entrega podría ampliarse hasta 72 horas.

Pedidos de hasta 5kg: 6.95€

Pedidos de hasta 15kg: 11.95€

Envíos gratuitos

Los pedidos con un importe de compra igual o superior a 99 euros dispondrán de gastos de envío gratis únicamente para destinos dentro de la península de España.

Devolución de productos

En Carnicerías Peláez trabajamos para proporcionarle la mayor satisfacción posible en sus pedidos. No obstante, si por cualquier motivo no está de acuerdo con los productos adquiridos o llegaron en mal estado, puede optar por realizar una devolución. Para ello dispone de un plazo máximo de 7 días naturales desde la fecha de recepción de su pedido.

Es necesario que conserve la factura de compra para poder tramitar la devolución de productos.

Si el pedido llego en mal estado o hubo errores por nuestra parte, Carnicerías Peláez correrá con los gastos de envío de vuelta, de no ser así el cliente asumiría los gastos de envío, pero bajo ningún concepto aceptaremos devoluciones a portes debidos.

Si necesita tramitar una devolución póngase en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@carniceriaspelaez.com o por teléfono al (+34) 952 71 48 32.

Pedidos para bares, restaurantes y cafeterías

Póngase en contacto con nosotros mediante correo electrónico a info@carniceriaspelaez.com o por teléfono al (+34) 952 71 48 32, para realizar pedidos para su bar/restaurante/cafetería.

Recomendaciones

Tenga en cuenta que el moho es una "flor" natural que puede aparecer tanto en los jamones como en los embutidos siendo del todo normal, debido a que son productos que liberan humedad no afectando en nada a su calidad. Su tratamiento es raspar las partes expuestas y en contacto con el aire o en el caso de que eso no fuese posible lavarlos con agua o pasar un paño con aceite.